TESTIMONIOS

 

David Sánchez (Dj, estilista)

Lo que hace Toti es fantasía pura, he visto a algunos hipnotistas muy conocidos y cuando lo he visto a él, no creo que los demás sean mejor ni mucho menos. Tiene una soltura gesticular asombrosa y una forma de hablar, cambios de tonos, de velocidad, que te dejan siempre con ganas de más. Veo a Toti alomejor demasiado humilde y eso dice mucho y muy bien de él está claro, pero en este mundo no sé yo... pero sinceramente creo o mejor dicho sé que está triunfando en la vida, hace lo que quiere y lo hace muy bien. Sin duda, no le veo límites, llegará hasta donde quiera.

Paco Gilabert (Hipnoterapeuta - director general en Clínica Sacher en Valencia)

Hola, soy Paco Gilabert. He visto trabajar a Jordi y realmente es espectacular lo que puede hacer con la hipnosis. Trabaja con tu mente para que creas y sientas "de verdad" aquello que te está diciendo. Yo he visto como una chica, tras sugestión e implantación de orden de "vas a reír cada vez que diga la palabra X"...y la chica no paraba de reír. He visto como Jordi hacía que se pegaran los brazos o los pies en el suelo sin que la persona se pudiera mover...es una pasada.

 

Ana Cáceres (enfermera en la unidad de paliativos)

A Jordi "Toti", lo conozco porque coincidimos alguna vez trabajando en el hospital. Me inspira mucha confianza y sé que es una gran persona porque lo he visto trabajar. Una vez, en una cena de un congreso me hizo un par de ejercicios de imaginación y solo sentí uno de los dos (también es verdad que estaba un poco distraída con todo el follón que había). Fue algo muy rápido, no estaba convencida de que me pudiera hipnotizar alguna vez. Un día hizo un espectáculo de hipnosis en un lugar pequeño, habría unas 50-60 personas y no dude en ir a verlo. Hizo un ejercicio de imaginación a todo el público y sí que lo noté mucho. Creo que me salió bien porque me sentía muy a gusto en el ambiente, relajada y solo conocía a una persona de la sala (no como en el congreso).

Lo que surgió fue increíble, la experiencia fue sensacional y fui capaz de dejarme guiar tanto por su voz que llegué a poder tocar los árboles, a poder notar el aire mientras volaba, a poder ver un rio debajo de mis pies...y la sensación de libertad total. O sea, la experiencia fue muy buena y a quienes tengan la oportunidad de probar-lo, se lo recomiendo mucho.

 

José Castillo Sánchez (escéptico en un principio, ahora seguidor)

He asistido en varias ocasiones a demostraciones de aplicación práctica de la hipnosis por parte de Toti y las he seguido con sumo interés por el aura casi mágica que desprende su visión.

 

De alguna manera; es como retroceder a la infancia por la ilusión; la curiosidad; las ganas de saber y porque no la obsesión por encontrar la explicación a lo que ves; creyendo tal vez que todo se trate de un truco o un montaje. Sin embargo, puedo atestiguar como no es así pues el milagro se produce para con cualquier persona que participaba del espectáculo y que gozara de suficiente imaginación; capacidad de concentración y ganas de participar en el "juego". El éxito del espectáculo en este caso reside por una parte en una concurrida afluencia de personas, pero no solamente esto; sobre todo es que ellas quieran participar de él (ya sean jóvenes o mayores); ellos son los que crean el "show" el hipnotista más bien es conductor de todo el entramado y Toti sabe hacer fluir el curso. Obviamente debe realizar el esfuerzo de poner al público en situación; naturalizarlo con aquello que van a presenciar o con aquello que pueden llegar a ver gracias a su inestimable (e imprescindible) colaboración. Todo ello aderezado con unas buenas dosis de humor e intriga; y por supuesto capacidad del hipnotista para improvisar; cualquier espectáculo requiere de ello pues cada uno es único; sin descuidar unas pautas o directrices que puedan servir de apoyo al desarrollo de éste. Tarea importante donde las haya para el hipnotista que no debe olvidar es no caer en la monotonía que ocasionan números o situaciones similares para con los "shows", en definitiva, no descuidar la eterna necesidad de renovarse; ofrecer una propuesta fresca que mantenga en consecuencia el interés del público tanto ganado como potencial.

 

Nuria Gracia (Hipnoterapeuta)

¡Estoy practicando con mis clientes en las sesiones de hipnosis las inducciones rápidas que aprendí en el Curso y estoy muy contenta! ¡Inducción rápida más una buena profundización y tengo más tiempo para la terapia! ¡Me sale en un pim pam y estoy que me salgo de alegría! ¡¡Muchas Gracias!!